Wednesday, 21st November 2018
SOCIAL LIFE Article
Advertisment

This Month's Magazine
La historia de Barbie

La historia de Barbie

que demuestra que no es una rubia tonta: la muñeca que nació para que las niñas no pensaran sólo en ser madres. (TENDENCIAS)

Es un icono de la cultura popular, a la altura de Mickey Mouse o las latas de sopa Campbell. Y aunque a lo largo de su historia se le ha acusado de promover una imagen excesivamente sexualizada de la mujer y un prototipo de belleza imposible, el objetivo con el que nació era muchísimo más feminista. Y no todo el mundo lo sabe.

UN OBJETIVO FEMINISTA:
Inspirar a las niñas para que uisieran ser algo más que madres Ahora no es nada excepcional, pero hasta que Barbie llegó al mercado, los muñecos con los que jugaban la mayoría de las niñas representaban bebés y niños pequeños. Y las niñas jugaban a cuidarlos, a darles de comer, cambiarles la ropita, dormirles… En definitiva, era una manera de practicar el papel que la sociedad les había asignado: el de ser madres.

Sin embargo, Ruth Handler, la creadora de Barbie se percató de que su hija prefería jugar con muñecas con apariencia adulta. Y también de las infinitas posibilidades que aquel juguete tenía para una nueva generación de mujeres que estaban viviendo cómo cambiaban sus roles: de ser amas de casa y madres a convertirse en profesionales.

Desde que nació Barbie era algo más que una novia, una esposa, una madre o un ama de casa. Era enfermera, veterinaria, secretaria, profesora, cocinera, azafata… y a medida que pasaron los años también fue astronauta, médico, ingeniera, arquitecto y mil profesiones más.

Estamos hablando de toda una revolución feminista desde la tienda de juguetes. De una muñeca que animó a muchas niñas a soñar
con convertirse en grandes profesionales y en imaginarse que podían ser lo que ellas quisieran ser. A lo largo de su vida, Barbie ha
tenido más de 150 carreras en distintas áreas: educación, medicina, política, ciencia, artes y negocios, entre otros.

LOS ORÍGENES DE BARBIE:
Inspirada en una muñeca para adultos alemana Fue durante un viaje a Alemania donde Ruth Handler, ya convencida de que era necesario lanzar al mercado una muñeca que pareciera una mujer adulta, descubrió en una vitrina una muñeca llamada Bild Lilli. No era precisamente una muñeca inocente, sino que parecía dirigida a un público adulto y tenía grandes connotaciones sexuales (con pezones incluidos).

Bild Lilli se empezó a fabricar en el año 1955, pero antes había sido la protagonista de unas tiras cómicas dentro del periódico Bild. Era delgada, muy rubia y sensual, el sueño de todo hombre alemán.


Advertisment

Pero Ruth Handler supo adaptar esta inspiración al mercado infantil y empezó a vender el primer modelo a las niñas que disfrutaban cambiándola de ropa. Ruth bautizó en un primer lugar a la muñeca con el nombre de Bárbara, en honor a su hija y las primeras muñecas costaban tres dólares americanos, lucían un peinado típico de los años 60 y llevaban un traje de baño con animal print en blanco y negro, simulando la piel de cebra.

Para evitar todo tipo de problemas, compró los derechos de Lilli y apenas hizo cambios en el modelo original. Se limitó a eliminar elexceso de maquillaje y algunos detalles más sexualizados, como el busto. Aunque en los primeros estudios de mercado se apuntó a que la muñeca sería un fracaso comercial, la realidad es que es uno de los juguetes más vendidos del mundo. Se estima que se han vendido más de mil millones de Barbies y en más de 150 países.

No solo eso: la casa Mattel ha trabajado con los mejores diseñadores del mundo de la moda para ofrecer a los fans de Barbie, un vestuario envidiable y se han hecho versiones de personajes famosos, actrices, modelos e influencers en increíbles ediciones especiales a lo largo de la historia.

Además, ha sido uno de los pocos juguetes en acaparar portadas de importantes medios de comunicación y hasta forma parte del elenco de una de las sagas de cine de animación más importante de todos los tiempos: Toy Story.

BARBIE EN EL SIGLO XXI:
Más girl power que nunca El cambio más increíble que ha sufrido Barbie en sus casi sesenta años de vida se ha producido hace muy poco. Tras años en crisis, no solo de ventas sino también de críticas por las medidas pluscuamperfectas de la muñeca y los estándares de belleza imposibles que representaba, la casa Mattel decidió dar un giro a la muñeca en el año 2016 y adaptarse al movimiento body positive.

Porque cada persona es un mundo y nadie está hecho por el mismo patrón, la casa Mattel decidió crear nuevos modelos y reconocer que Barbie era más que una imagen física, era un espíritu.



Add Your Comments:
Other related businesses